Info Cantabria

Cabezón de la Sal cerró 2020 con un descenso de los delitos del 13%

7931 visitas

Compartir noticia en:

 

La delegada del Gobierno en Cantabria y el alcalde del municipio han presidido la Junta Local de Seguridad

Los delitos descendieron un 13 por ciento en Cabezón de la Sal en 2020, lo que posibilitó que su tasa de criminalidad se situara en 14,96 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, un buen resultado que situó al municipio 13 puntos por debajo de la misma tasa a nivel Comunidad Autónoma y 22 puntos por debajo de la de España.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, y el alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Manuel Reinosa, han presidido este lunes la Junta Local de Seguridad, que ha tenido lugar en el Ayuntamiento y en la que también han participado el coronel de la Guardia Civil de Cantabria, Luis del Castillo, y representantes de la Policía Local, entre otros.

En la Junta Local de Seguridad, se han analizado los datos de delincuencia de Cabezón de la Sal.

Los delitos contra el patrimonio descendieron de forma generalizada, siendo la caída más relevante, por la alarma que generan, la de los robos con fuerza, que bajaron un 50%, entre ellos los cometidos en viviendas. Y significativo fue también el descenso de los hurtos con casi un 30%.

Al igual que en otros puntos de Cantabria, en Cabezón de la Sal las estafas cometidas utilizando las nuevas tecnologías ascendieron, conociéndose 17 más que en el año 2019.

Los delitos contra las personas descendieron un 30%, principalmente por la disminución de las amenazas y lesiones.

Por lo que respecta a la eficacia, el esclarecimiento estuvo cercano al 50%, practicándose 39 detenidos o investigados.

En cuanto a las actuaciones en materia administrativa la Guardia Civil formuló el pasado año más de 200 denuncias, lo que supone un aumento cercano al 55% de las contabilizadas en el año 2019.

Este aumento se debe al trabajo realizado por la Guardia Civil para evitar la propagación de la COVID-19, destacando más de 80 denuncias por desobediencia o falta de respeto a los agentes, 33 por consumo de alcohol o drogas en vías públicas, cerca de la treintena por no respetar los diferentes confinamientos, más de 20 por no hacer uso de la mascarilla y 12 por otros conceptos, entre ellos, incumplimiento de horarios de cierre de hostelería, limitación de grupos, etc.

En lo que va de año, ya se han formulado en Cabezón de la Sal más de 150 denuncias, de las cuales más de 70% siguen dedicas a la prevención de la expansión de la pandemia.