Info Cantabria

Comienza el juicio a la acusada de acabar con la vida de su cuñada en Torrelavega

51603 visitas

Compartir noticia en:

 

El próximo lunes da comienzo en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial (Salón de Actos) a la acusada de acabar con la vida de su cuñada en Torrelavega, los hechos tuvieron lugar en el 2011

Según el escrito del ministerio fiscal, la acusada convivía en un domicilio de Torrelavega con su pareja y con la hermana de este desde 2011.

“La relación entre ella y su cuñada era complicada sobre todo desde el año 2018 en que el hombre sufrió un ictus”, señala la fiscalía, que añade además que esa relación también se veía afectada “por la obsesión de la acusada de que la familia de su pareja conspiraba a sus espaldas con dejarle sin domicilio si él era trasladado a una residencia, con que la querían deportar o matar”.

“Esa obsesión era mayor con su cuñada, a la que incluso acusaba de apoderarse de correspondencia relativa a las ayudas sociales que se habían solicitado”, explica el escrito de calificación.

Y continúa: “Esta mala relación y el temor que la cuñada tenía hacia la acusada, al haber sido amenazada con matarle a ella y a su hija con anterioridad, provocó que decidiera colocar un pestillo en su habitación y evitar que nadie entrara en ella sin su consentimiento”.

Así las cosas, la noche del 25 de julio de 2019, la acusada, “que siempre acompañaba a su pareja a las revisiones que tenía en el hospital”, le dijo a su pareja y a la hija de este que al día siguiente no lo haría, “sin dar explicación alguna”. “Y ello porque ya había decidido quedarse a solas en casa con su cuñada y acabar con su vida”, dice el escrito de calificación fiscal.

Sobre las ocho de la mañana del día siguiente, cuando el hombre y su hija abandonaron el domicilio, la acusada “esperó con una gran navaja que había cogido de la cocina a que su cuñada saliera de su habitación”.

Sobre las nueve, cuando la mujer salió de su habitación y “sin opción a que esta pudiera reaccionar, puesto que se acababa de levantar”, “con ánimo de acabar con su vida le comenzó a golpear en la cara y cuerpo, no pudiendo la víctima evitar ser arrinconada y tirada en su propia cama”.

Allí, “no solo la acuchilló a la altura del rostro sino también en el tórax y el abdomen, siendo las puñaladas que le dio a la altura del centro del tórax las que le causaron la muerte, al afectar al corazón, pulmones y aorta”.

“Al cuerpo ya sin casi vida ni consciencia de la víctima, la acusada siguió apuñalándolo en la misma zona, y le hizo diversos cortes en el cuello, alguno con indicios de degollar a su víctima”, así como otros en extremidades y cara posterior del abdomen, “mostrando con ello su voluntad de aumentar el dolor de la víctima, ignorando el sufrimiento que le estaba causando”.

Tras los hechos, la acusada “guardó el arma en la cocina” y tras saber que se había avisado a la policía “intentó prender fuego en la casa y al cuerpo ya sin vida de su cuñada”, lo que evitó la llegada de los agentes y los bomberos.

Según el escrito de la fiscalía, en el momento de los hechos la mujer “presentaba un trastorno psicótico” y un “trastorno de la personalidad” que afectaba “gravemente a sus facultades”.

El ministerio público califica estos hechos como delito de asesinato con la concurrencia de la circunstancia agravante de parentesco y la eximente incompleta de alteración psíquica.

La pena que solicita es de catorce años y nueve meses de prisión; libertad vigilada de ocho años tras la salida de la cárcel con recomendación de que siga “un tratamiento médico externo o control médico periódico”; y alejamiento y prohibición de comunicación con el hermano y la hija de la víctima durante 18 años.

Además, reclama una indemnización para la hija de la fallecida de 60.000 euros.

Por su parte, la acusación particular que ejerce la familia de la víctima pide una condena de veintidós años de prisión y ocho de libertad vigilada, así como la prohibición de comunicar y acercarse a ellos durante 16 años.

La indemnización solicitada es la misma que la que pide el ministerio fiscal.