Info Cantabria

Cs pide la comparecencia de Guillermo Blanco para que informe sobre las irregularidades en la gestión de MARE

30694 visitas

Compartir noticia en:

 

Santander, 2 de octubre de 2021.

El portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos (GPCs), Félix Álvarez, ha registrado hoy la petición de comparecencia del regionalista Guillermo Blanco para que “informe a este Parlamento acerca de las irregularidades en la gestión de la empresa pública MARE” a raíz del informe del servicio jurídico del Gobierno que “confirma”, ha aducido, que “hay responsabilidades”, y que “además, señala a los gestores”.

Álvarez, cuyo Grupo Parlamentario también ha solicitado todos los informes, auditorías y cualquier documento que esté en posesión del bipartito PRC-PSOE sobre la situación de MARE y las irregularidades en su gestión desde el año 2015 a día de hoy, ha subrayado la “necesidad” de que el consejero de Medio Ambiente explique las “anomalías” detectadas en un informe de la Intervención General. “El Gobierno de Cantabria no puede esconder este tipo de prácticas, no puede taparlas, nos debe una gestión transparente y honesta a todos los cántabros”, ha enfatizado.

Asimismo, Cs ha registrado una interpelación para conocer “qué medidas va a tomar el Gobierno para depurar las responsabilidades en MARE”. “En el último pleno celebrado en este Parlamento le preguntamos a Blanco por los pagos indebidos a trabajadores por parte de MARE y nos contestó que la empresa pública no va a pedir responsabilidades, que sólo reclamará a estos empleados que devuelvan los pagos indebidos del último año”, ha recordado.

“Esto es una barbaridad”, ha aseverado el portavoz de Cs, que se ha mostrado “convencido” de que el consejero regionalista “habrá recapacitado a tenor de las noticias que hemos ido conociendo en los últimos días”. “Los gestores son los responsables, no caigamos en el error de criminalizar a los trabajadores, y debemos llegar al fondo de este asunto tan turbio, porque es escandaloso”, ha matizado, “que estas prácticas ilegales nos hayan costado a los cántabros más de un millón de euros”.