Info Cantabria

El Gobierno estudia la unión vial entre Suances y Requejada

8034 visitas

Compartir noticia en:

 

El Gobierno de Cantabria ya ha encargado y tiene sobre la mesa el estudio de “posibles alternativas” a la construcción del viaducto de Suances-Requejada (Polanco) y la compatibilidad de su uso con el nuevo planeamiento urbanístico del municipio.

Así lo ha anunciado este lunes el diputado regionalista Pablo Diestro durante su intervención en el Pleno del Parlamento, que ha debatido una proposición no de ley relativa a la licitación, en el plazo máximo de un año, del proyecto de construcción del eje A-67-Cortiguera-Tagle en el tramo Suances-Requejada, presentada por el Grupo Parlamentario Mixto-Vox y que ha sido rechazada con los votos en contra de los grupos que sustentan el Gobierno (PRC-PSOE).

La iniciativa exigía al Ejecutivo autonómico la construcción del puente Suances-Requejada destacándolo como una “necesidad” para los vecinos de la cuenca del Besaya, que uniría la Ría de San Martín con la salida de la autovía de Polanco, acortando en 15 minutos la conexión de Suances con Santander y Torrelavega.

Para defender la eficacia del puente, el diputado Cristóbal Palacio se ha referido a un estudio de la Universidad de Cantabria (UC) que indica se eliminarían 6.100 toneladas de CO2, equivalente a 2.000 vuelos Madrid-Tokio.

Según ha recordado, en 2003 se propuso por primera vez la necesidad de construir la conexión entre Polanco y Suances, se llegó a incluir en el Plan de Carreteras 2005-2008 con una inversión de 12 millones de euros y un viaducto de 700 metros, en los sucesivos presupuestos se incluyeron partidas para su construcción, también en el Plan de Gestión Integral de Infraestructuras 2014-2021 estaba anunciada, pero a día de hoy “no está prevista”.

Diestro ha explicado que el PRC está a favor de la ejecución de las obras, si bien ha asegurado que la actuación inicial -planteada con un presupuesto de 12 millones de euros- es “inviable” y es “prácticamente imposible” adjudicar los trabajos en un año.

Según ha detallado, desde que se aprobó el estudio informativo y la evaluación ambiental de la carretera de acceso a Suances en 2015 ha habido “grandes condicionantes” que hacen que haya que “renovar” los mismos.

De hecho, ha avanzado que “la Consejería ya ha encargado, ya tiene sobre la mesa el estudio de posibles alternativas al viaducto de Requejada y compatibilidad de su uso con el nuevo planeamiento urbanístico de Suances”, cuya obra “tiene que integrarse con todos los viales y actuaciones”, como la nueva ubicación de Vuelta Ostrera, que “veremos si se derriba finalmente”.

Así, ha indicado que previamente hay que “actualizar” el estudio informativo y el de impacto ambiental, iniciar el procedimiento de impacto ambiental con su correspondiente información pública, la contratación de los trabajos de redacción del proyecto constructivo y la licitación definitiva del proyecto.

Por su parte, el diputado socialista Javier García-Oliva cree que “visto desde 2021 es un proyecto que convendría repensar y dar una vuelta” porque “no parece que sea la mejor solución” desde el punto de vista de la movilidad sostenible y por los “impactos ambientales que produce”.

No obstante, el diputado ‘popular’ Roberto Media considera que este proyecto es una “oportunidad irrenunciable”, por lo que ha exigido al Gobierno que trabaje para conseguirlo y ha pedido “menos mentiras en época electoral y más trabajo sincero”.

También Cs ha apoyado la iniciativa porque, a juicio de la diputada Marta García, esta obra es “necesaria”, así como lo son otros proyectos como Vuelta Ostrera que “han caído en el saco roto”.