Info Cantabria

El Gobierno trabaja en un plan para movilizar recursos forestales que permita impulsar su aprovechamiento y mejorar los montes de Cantabria

26574 visitas

Compartir noticia en:

 

Se trata de un programa a desarrollar durante los próximos cuatro años y que prevé una inversión de unos 48 millones de euros.

Santander – 10.11.2021

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha presidido hoy la Mesa Forestal de Cantabria, donde se ha presentado el borrador del Programa de Movilización de los Recursos Forestales de Cantabria 2022-2025, un documento que pretende impulsar el aprovechamiento de los recursos propios al tiempo que contribuir a mejorar las condiciones de los montes y conservar el patrimonio natural y la biodiversidad, “respetando en todo caso los criterios de una gestión forestal sostenible”.

Diseñado por la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, el Programa plantea una planificación de actuaciones para los próximos cuatro años con una inversión estimada de unos 48 millones de euros para dotar a la Consejería de mayores recursos económicos y humanos, aumentar la inversión en gestión forestal sostenible y aumentar la rentabilidad de los recursos forestales.

También potenciar la profesionalización del sector y la transmisión de conocimientos, fomentar el aprovechamiento ordenado y sostenible de los recursos forestales, divulgar conocimientos sobre gestión forestal y los beneficios del aprovechamiento de los recursos forestales y poner en valor los servicios ecosistémicos del monte.

Para alcanzar todos estos objetivos, el programa ha diseñado un total de 60 acciones a desarrollar durante los próximos cuatro años para llevar a cabo un cambio real de la política forestal de Cantabria; fomentar la realización de labores de mantenimiento; agilizar y simplificar los procedimientos administrativos; realizar cursos formativos y charlas, y planificar la gestión de los terrenos forestales, fomentando la compatibilización y equilibrio de los distintos usos de los montes y se asegure la sostenibilidad de las masas forestales.

De igual manera, la regulación del aprovechamiento de los recursos forestales no maderables; la divulgación de los beneficios de la gestión forestal, del consumo de productos forestales y de cercanía y de la ganadería extensiva llevada a cabo en montes de utilidad pública; acciones encaminadas a dotar de transparencia al sector forestal, así como la obtención de compensaciones por parte de los propietarios y gestores de terrenos forestales por la generación de servicios ecosistémicos para la sociedad.

Todo ello con la finalidad de atender los retos de la movilización de los recursos forestales que plantean los Objetivos para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas para 2030, como son la mejora de la percepción social del sector forestal y sus productos; la puesta en marcha de herramientas y soluciones innovadoras para el conocimiento de los recursos forestales, la movilización y la venta de los mismos; el aumento de la demanda social de productos forestales de origen local; la formación, la información y la sensibilización de profesionales, agentes del sector y empresas y de recuperación de usos tradicionales; la contribución a la mitigación del cambio climático; la mejora de las condiciones medioambientales de las áreas que albergan los recursos forestales objeto de aprovechamiento, y la fijación de población en los núcleos rurales, la creación de empleo y el aumento de la contribución al Producto Interior Bruto (PIB) del sector forestal.

Situación del sector en Cantabria

Una serie de medidas que pretenden mejorar la situación del sector forestal de Cantabria, cuya superficie forestal arbolada ha experimentado una gran expansión en los últimos años como consecuencia de la disminución de los montes desarbolados, lo que ha permitido que hoy en día más del 68% de la superficie de la región tenga carácter forestal, en su mayoría, montes catalogados como de utilidad pública.

El estudio realizado por el programa también de manifiesto que la mayor parte de la superficie arbolada está cubierta de frondosas, que ocupan aproximadamente el 70% de la misma, o lo que es lo mismo, 147.000 hectáreas.

El análisis que realiza de la situación actual de los recursos forestales de Cantabria pone de manifiesto que el 37% de los árboles de la región presenta daños fitosanitarios detectables, siendo las especies más afectadas el roble común y el castaño.

El documento también detalla que en la última década el número de empresas forestales ha sufrido un importante declive como consecuencia de la desaparición de muchas industrias relacionadas con la madera y el corcho.

A todo ello hay que unir la falta de relevo generacional y de profesionalización del sector, así como el desconocimiento por parte de la sociedad de los beneficios de la gestión forestal sostenible y del consumo de productos forestales, tales como su contribución a la descarbonización de la economía y a la creación de elementos sustitutivos de los productos derivados del petróleo.

El consejero ha valorado la importancia de poner en marcha este programa de movilización de recursos forestales dado el “gran potencial” de producción de recursos forestales que existe en Cantabria pero que en la actualidad, ha lamentado, “están infrautilizados y castigados por la problemática de los incendios forestales”.

Además de dar respuesta a las necesidades detectadas, el Programa contribuye, según Blanco, a la reducción del impacto de los incendios forestales en la región y a la provisión de recursos renovables a la sociedad, además de fomentar la economía rural y crear puestos de trabajo en los pueblos, “ayudando a revertir el abandono rural”.

La reunión de la Mesa Forestal también ha servido para dar cuenta de las medidas que se han puesto en marcha en el último año en materia de sanidad forestal, tales como los tratamientos de emergencia en pinares para atajar la banda marrón y roja; el control de la procesionaria del pino; los controles biológicos del gorgojo del eucalipto y contra la avispilla del castaño, y los diversos tratamientos selvícolas anuales.

También se ha informado sobre la estadística forestal de Cantabria, el calendario de elaboración del nuevo Plan Forestal de Cantabria y la partida que los presupuestos generales de la Consejería destinarán al sector forestal en 2022.

Asimismo, el consejero ha aprovechado para informar  a los participantes en la Mesa sobre el nuevo decreto que regulará el Fondo de Mejoras y la Comisión Regional de Montes, un documento que, según ha destacado Blanco, “pretende garantizar que la gestión de los recursos económicos que son propiedad de las entidades locales se realice conforme a la actual normativa en materia de finanzas de Cantabria y que las entidades propietarias tengan un papel mucho más protagonista en la gestión de unos fondos que son suyos”.