Info Cantabria

El proyecto de lucha contra el plumero ‘LIFE Stop Cortaderia’ promovido desde Cantabria, finalista del galardón europeo Red Natura 2000

37286 visitas

Compartir noticia en:

 

Guillermo Blanco ha puesto en valor el papel que desempeñan las personas con discapacidad y anima a todos los cántabros a apoyar con su voto la candidatura a Premio de la Ciudadanía.

Santander – 21.03.2022

El proyecto LIFE Stop Cortaderia, financiado por la Comisión Europea y el Gobierno de Cantabria, ha sido seleccionado como finalista en la sexta edición del Galardón Europeo Natura 2000 (European Natura 2000 Award). Con su candidatura titulada ‘Life Stop Cortaderia – El control de la especie exótica invasora Cortaderia selloana en lagunas costeras de Cantabria’, se aborda la eliminación del plumero de la pampa y la restauración de hábitats naturales de los espacios costeros Natura 2000 de Cantabria.

En esta edición han concurrido un total de 40 candidaturas, de 12 países de la Unión Europea. Además, el proyecto destaca la inclusión social de personas con discapacidad, que desempeñan las labores de eliminación de la planta y la recuperación del hábitat.

Se trata de una iniciativa que cuenta con la colaboración de diferentes entidades y organizaciones sociales como AMICA, AMPROS y SERCA y ambientales como SEO/BirdLife, con el impulso de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, principal financiador español del proyecto.

El titular del departamento, Guillermo Blanco, ha destacado el “papel fundamental” que desempeñan las personas con discapacidad que participan en la lucha contra el plumero mediante la eliminación de ejemplares y la posterior restauración del hábitat para evitar que el plumero se vuelva a asentar.

Blanco ha subrayado que el proyecto sirve para implicar a la ciudadanía “en un problema que nos afecta a todos” y ante el que el Gobierno de Cantabria está “plenamente comprometido” con un plan de acción contra las especies invasoras con un doble objetivo: ambiental y social.

Igualmente, el consejero ha puesto en valor el “extraordinario trabajo” que realiza este proyecto para eliminar el plumero de los estuarios de Cantabria y sus dunas, las cabeceras fluviales y los valles altos de montaña, así como los principales cursos fluviales de la región que actúan como vectores entre las cabeceras de los ríos y el mar.

Por su parte, el coordinador del proyecto y miembro de la Asociación Amica, Santiago García, ha señalado que “la alianza entre entidades conservacionistas y asociaciones de personas con discapacidad para la eliminación de una especie invasora tan dañina como el plumero es un ejemplo de colaboración que se podría replicar con otras especies invasoras y en otros territorios de Europa, gracias al reconocimiento de los Premios Natura 2000”.

En la misma línea se ha expresado el delegado SEO/BirdLife en Cantabria, Felipe González, que ha subrayado que “el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, la joya de la corona de los humedales del norte de España, se encontraba muy afectado por la presencia de Cortaderia selloana”. Además, ha indicado que “el trabajo realizado en el marco del proyecto ha permitido recuperar espacios muy interesantes para las aves que habitan en las marismas”.

Asimismo, la iniciativa tiene un componente social de apoyo al empleo e inclusión social de las personas con discapacidad, ya que está permitiendo emplear a 22 personas a lo largo de 4 años. Este trabajo les ha ayudado a adquirir autonomía laboral y económica, así como mejorar sus habilidades sociales para formar parte del mercado laboral ordinario.

Resultados del proyecto y Premio de la Ciudadanía

Entre los hitos conseguidos en estos cuatros años y que han sido valorados por el jurado destacan la eliminación de 287 hectáreas de plumero de la pampa en espacios costeros de Cantabria de la Red Natura 2000; la erradicación de 1.800 focos aislados y dispersos en valles de interior y montaña de Cantabria; la plantación de 16.000 árboles y arbustos y 65 hectáreas de praderas silvestres sembradas; el empleo de 22 personas con discapacidad durante tres años y medio; la capacidad de 750 personas para el control de la planta invasora en España y Portugal; la creación y adhesión de 140 entidades a la Estrategia Transnacional de Lucha contra Cortaderia; y la creación de dos redes de alerta temprana.

El Galardón Europeo Natura 2000 recompensa la excelencia en el manejo de los espacios Natura 2000 y muestra el valor añadido de la conservación de la naturaleza para la población local y la economía en la Unión Europea. Cuenta con cinco categorías: “Conservación terrestre”, “Conservación marina”, “Comunicación”, “Cooperación transfronteriza” y “Beneficios socioeconómicos”. Además, cuenta con un Premio de la Ciudadanía otorgado mediante el voto popular, al que también concurre esta candidatura. El voto se puede ejercer a través de la web desde el 21 de marzo hasta el 27 de abril.

El equipo del proyecto trabaja para contener la invasión de plumero en Cantabria, actuando, principalmente, en espacios Natura 2000 costeros y en áreas de montaña del interior de la comunidad. Sin embargo, la candidatura ha destacado la recuperación ambiental de las lagunas costeras, hábitat de interés comunitario que únicamente cuenta con dos lagunas en Cantabria, la Marisma de Joyel y la Marisma Victoria, en los municipios de Arnuero y Noja, respectivamente.

Se trata de lagunas naturales de agua dulce o ligeramente salobre, caracterizadas por sus amplios carrizales y juncales, que dan refugio a aves acuáticas y palustres, como la cigüeñuela, el pájaro moscón, el rascón, el porrón moñudo o el ánade friso. En estos lugares, la proliferación de plumero provoca cambios en las comunidades vegetales, disminuyendo la humedad en el suelo.

La eliminación del plumero, en el entorno de estas lagunas, ha permitido que sus comunidades vegetales puedan recuperarse de manera natural y rápida, gracias al cese de la perturbación producida por el aporte de nuevas semillas cada otoño.

Iniciativa con proyección internacional

Life Stop Cortaderia es un proyecto financiado por la Comisión Europea, con un presupuesto de 3,5 millones de euros, y cuya finalidad principal es la eliminación de la planta invasora plumero de la pampa de los espacios protegidos costeros de la Red Natura 2000 de Cantabria y la contención de su expansión hacia el interior de la región. Su principal cofinanciador español es la Consejería de Desarrollo Rural, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, con una aportación de 1,2 millones de euros, que junto con la aportación de la Comisión Europea (1,9 millones), permite trabajar en cooperación con una alianza de ONG sociales (Amica -coordinadora general del proyecto-, AMPROS y SERCA) y ambientales (SEO/BirdLife).

En Cantabria cuenta también con la participación y aportaciones económicas de las empresas Astander, Solvay y Viesgo, del Ayuntamiento de Santander y del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Además, extiende sus acciones a otros territorios del arco atlántico europeo como Galicia y Portugal gracias a la participación de la Xunta de Galicia, el municipio de Vila Nova de Gaia y la Escuela Superior Agraria del Instituto Politécnico de Coímbra.