Info Cantabria

La Consejería de Economía del Gobierno de Cantabria se niega a cumplir con la nueva reforma laboral.

67053 visitas

Compartir noticia en:

 

Tras más de 10 años trabajando a través de diferentes empresas de servicios la Fundación Comillas prescinde del servicio de tres empleadas a partir del próximo 16 de diciembre.

 Pese a la entrada en vigor de la reforma laboral cuya finalidad era evitar este tipo de situaciones obligando a la contratación directa por la empresa en la que se presta el servicio y evitar que puestos estructurales se cubrieran con subcontratas, la Fundación Comillas prescindirá de los servicios de tres empleadas tras años trabajando en dicha institución,

Una vez aprobada la reforma laboral, la Fundación Comillas regularizo la situación de algunos de sus trabajadores excepto la de etas tres empleadas, desde la dirección general de la institución se ha intentado por todos los medios que la Consejería de Economía, de la cual depende la Fundación Comillas, regularizada también la situación de dichas trabajadoras con mas años al servicio de la institución que el resto de trabajadores regularizados, pero solo ha encontrado negativas por parte de la Consejería de Economía para que esto fuera así. La situación obligo a las tres trabajadoras a iniciar trámites legales correspondientes.

En un intento de conciliación a través del ORECLA en junio, la Directora de la Fundación Comillas siguiendo las indicaciones de la Consejería de Economía, se negó a ningún tipo de negociación, obligando a las empleadas a interponer la correspondiente demanda por cesión ilegal de trabajadores en los Juzgados y cuya fecha de juicio aún está por determinar, como consecuencia de ello el 16 de diciembre estas tres trabajadoras dejaran de prestar sus servicios para la Fundación Comillas.

Pese a que desde la Dirección General de La Fundación Comillas ha puesto sobre la mesa de la Consejería de Economía del Gobierno de Cantabria en distintas ocasiones este asunto la respuesta obtenida siempre ha sido que el camino a seguir es la judicialización de este en lugar de aceptar y aplicar la nueva reforma laboral al igual que se ha hecho con otros compañeros de la misma institución.

La oposición de manera sistemática de la Consejería para subsanar la situación de irregularidad en la que se encuentran las tres trabajadoras choca de frente con la defesa de la nueva reforma laboral y los derechos de los trabajadores.

No tenemos información de si los servicios prestados por las trabajadoras serán asumidos por otras personas, pero puede darse el caso que una vez aplicado la ley estén dos personas para la misma labor