Info Cantabria

Carmen Erika Cuesta Marcos junto a su padre y Pedro Velarde

La pasión por la pintura hace que Carmen Erika vea la vida en colores vivos y alegres

3708 visitas

Compartir noticia en:

 

Para Carmen Erika la pintura es su forma de escapar a la realidad de una vida injusta.

Carmen Erika Cuesta Marcos expuso recientemente en El Centro Cultural El Espolón de Comillas sus obras reflejan los dolores y sufrimientos que ha marcado su vida, aunque también ha sido la pintura su forma de escapar de una realidad no merecida.

Carmen nace en Sopeña de Cabuérniga un 27 de mayo del año 1985 desde muy pequeña la ha tocado luchar con enfermedades relacionadas con los huesos pasando muchas temporadas en hospitales y su casa, pero su gran pasión la pintura fue y sigue siendo su forma de evadirse de una realidad que no merecía.

Carmen Erika dice que “mi vida ha sido llena de dolores y sufrimiento, tanto a nivel físico como emocional y he utilizado el color como vía de escape, reflejando en mis cuadros, colores vivos y alegres “

Esta muy agradecida a las personas que la han ayudado para ver sus obras colgadas en una exposición y no quiere dejar de dar las gracias a Losune Fernández (Técnico de la Mancomunidad de Servicios sociales de los Valles Saja y Corona) Losune ha sido clave para que ella pudiera hacer realidad uno de sus sueños por supuesto tampoco quiere olvidara al Ayuntamiento de Comillas, Pedro Velarde concejal de Cultura de la villa fue quien presento a los asistentes su obra en una tarde llena de emociones.

Carmen comenzó su formación académica en Terán colegio “Manuel llano” pasando posteriormente al Instituto Foramontanos de Cabezón de la Sal. El Graduado de Bachillerato de Artes Plásticas lo llevo a cabo en I.E.S. Manuel Gutiérrez Aragón, Viérnoles posteriormente realizo un ciclo formativo superior en Asesoría de Imagen personal en, I.E.S El Zapatón, Torrelavega.

Su Licenciatura de Bellas Artes la llevo a cabo en la Universidad País Vasco

Foto de portada; Carmen Erika Cuesta Marcos junto a su padre y Pedro Velarde