Info Cantabria

Reforma de la plaza de la escuela en Liérganes

71482 visitas

Compartir noticia en:

 

La reforma de la plaza de la escuela abrirá un espacio de diálogo y convivencia

El Ayuntamiento de Liérganes ya tiene sobre la mesa de trabajo el proyecto de la arquitecta Patricia Hernández Tejada, para la transformación integral de la hasta ahora Plaza de los Caídos, en la calle Mercadillo, que pasará a llamarse Plaza de la Escuela. Supondrá una inversión de 39.200 euros y se hará con cargo al remanente de 2019. La reserva de ese crédito, junto al proyecto técnico se llevará en breve para su aprobación en un pleno extraordinario.

Han pasado siete meses desde que el equipo de gobierno en bipartito de Liérganes (Unión por Liérganes y Pámanes y PRC) decidiera la retirada de la cruz de los caídosen el pleno ordinario de septiembre último, en cumplimiento de la Ley de Memoria HistóricaAhora es el momento de hacer borrón y cuenta nueva, tal y como ya anunció el actual equipo de gobierno, y la intención es remodelar completamente la plaza, y que la obra esté ejecutada este verano.

Uno de los principales planteamientos desde un primer momento era que el lugar pasara a contar con unas letras a gran escala con el nombre de la localidad, algo que se mantiene, y un artista localacompañará el panel de “Liérganes” con unaalegoría de gran colorido sobre su personaje más celebre: Francisco de la Vega Casar, el hombre pez. “Va a ser un lugar de encuentro y de convivencia, que se acompañará con una reordenación del tráfico en esa calle, que duplicará el número actual de aparcamientos”, ha precisado el alcalde, Santiago Rego.

El objetivo con ello es que atraiga la atención de los visitantes y habitantes, pasando a ser un punto de encuentro del pueblo. Para ello, se propone una reordenación de los espacios y una ampliación del mismo. Además, se eliminará su cierre perimetral, y se pondrá más acorde la zona, puesto que actualmente tiene elementos que se han quedado obsoletos y que desentonan unos con otros.

Asimismo, se dispondrá un banco corrido de hormigón y, en sustitución a dos grandes palmeras que se han retirado en estos meses, se plantará arbolado, en principio un roble. Con todo, se dispondrá iluminación que dará especial importancia al letrero en relieve de la localidad, que aspira a ser un punto para que los turistas se hagan fotografías.

En lugar de los Caídos, la plaza pasará a llamarse de la Escuela, porque allí estuvo la escuela de niños desde 1895, un edificio con forma de templo clásico que está siendo restaurado en la actualidad con otra inversión de 150.000 euros de fondos propios, y que se convertirá en un gran centro de usos múltiples.

La cruz de los caídos, que fue recuperada por el Consistorio tras reaparecer abandonada después de ser sustraída, se encuentra desde entonces en un almacén municipal. La intención es que el monolito, sin inscripciones, pase a manos del párroco del pueblo, Hilario Obregón, que así lo solicitó en un escrito hace meses para su emplazamiento en una iglesia de la villa. «Todavía no hemos comenzado con el expediente de cesión pero se hará más pronto que tarde», ha advertido rotundo el regidor.

FE3855B4-ED5A-4F7F-8A04-0849D3D95EEF