Info Cantabria

Seis empresas optan a ejecutar las obras de renovación de la calle Obispo Juan Plaza

7004 visitas

Compartir noticia en:

 

César Díaz recuerda que supondrá una inversión municipal superior a los 300.000 euros y avanza que la previsión es que las obras puedan iniciarse después del verano.

Un total de seis empresas optan a ejecutar las obras de renovación y ordenación de la calle Obispo Juan Plaza, cuyo presupuesto de licitación asciende a 310.885 euros, según ha anunciado el concejal de Fomento, César Díaz, quien ha avanzado que la previsión es que las obras puedan iniciarse después del verano.

El edil ha remarcado que este proyecto dará continuidad a las actuaciones iniciadas para la remodelación, mejora y puesta en valor del conjunto del entorno de la Catedral gracias a la línea de colaboración existente entre el Ayuntamiento y el Obispado de Santander.

Según ha asegurado, el objetivo es dotar a este espacio público tan significativo del tratamiento adecuado como acceso directo desde la zona baja a la Catedral, así como a las nuevas Dependencias Capitulares.

El proyecto, que cuenta con el informe favorable de Patrimonio Cultural del Gobierno de Cantabria al ubicarse en el entorno de protección especial del BIC “Camino de Santiago Costero” y afectar al BIC de la “Catedral de Nuestra Señora de la Asunción”, tendrá un plazo de ejecución de 4 meses.

La calle Obispo Juan Plaza, ha explicado, está situada entre el Banco de España y la Catedral, surgió a raíz del incendio de 1941 con la reconstrucción del centro siniestrado, pero nunca ha contado con una urbanización adecuada a su condición de acceso al claustro de la Catedral.

“Estas obras supondrán un cambio de condición de la calle para proporcionar un acceso adecuado a la Catedral desde la cota baja de la ciudad, teniendo en cuenta la condición del lugar y su solemnidad”, ha añadido.

Para lograr ese tratamiento, el proyecto incorpora los elementos de composición característicos de la secuencia de la arquitectura románico-gótica, con una intención de intemporalidad claramente perceptible y las obras contarán con un seguimiento arqueológico durante los trabajos de movimiento de tierras y la puesta en valor de los elementos más característicos de la calle como son el muro de contención que delimita el vial y la escalinata que baja del claustro.

Igualmente, se recuperará el tendido de cadenas que habitualmente delimita el perímetro de las catedrales góticas, sujetas en cuatro bolardos cilíndricos, y se habilitará nuevo mobiliario urbano.

Díaz ha explicado que se optará por un pavimento a base de losas de granito iguales a las existentes en el entorno, piedra caliza en el frente de las escaleras y adoquines de granito.

Además, se utilizarán viejas piedras restauradas que se conservan en diferentes depósitos municipales y en toda la actuación se utilizarán sistemas y materiales análogos a los existentes y en sintonía con los que históricamente se han usado para la construcción del conjunto de la Catedral.

Además, la actuación incluirá nuevo arbolado y jardinería y las instalaciones para el correcto drenaje y riego mediante sumideros de canaleta y canal de recogida.

Por último, el concejal de Fomento ha destacado la colaboración con el Obispado y ha asegurado que el trabajo conjunto queda patente en actuaciones como la rehabilitación de la torre del Centro de Interpretación de la Historia de la Ciudad; la nueva Plaza de Eguino y Trecu; la reforma de las Dependencias Capitulares para habilitarlas como Museo, Archivo Diocesano y sala de consultas; o la mejora de la esquina nordeste para recuperar un tramo de la calle más antigua de Santander, la de los Azogues.