Info Cantabria

Un total de 13 personas participan en un programa con familias donde se han producido abusos

22969 visitas

Compartir noticia en:

 

Álvaro Lavín ha destacado el éxito de ‘ICASI’, una nueva iniciativa desarrollada por el Ayuntamiento y CAVAS cuyo objetivo es poner freno a las conductas sexuales inapropiadas dentro de las familias

Un total de 13 personas -6 menores y 7 familiares- participan desde el mes de enero en el programa ‘ICASI’, una nueva iniciativa de intervención con familias donde se han producido abusos sexuales por parte de uno de los menores hacia otro miembro de la familia.

Así lo ha dado a conocer el concejal de Igualdad, Álvaro Lavín, quien ha explicado que el objetivo fundamental de este programa, desarrollado por el Ayuntamiento y la Asociación CAVAS, es poner freno a las conductas sexuales inapropiadas y que estas no se repitan en un futuro.

El edil ha detallado que el programa trabaja con menores con edades comprendidas entre los 9 y los 16 años y con sus familias, por ser éste un factor importante y decisivo contemplado en la intervención de forma que habrá sesiones individuales y familiares.

El programa consta de una atención de 4 días a la semana (dos mañanas y dos tardes) con un total de 18 horas semanales y la asistencia de los participantes a las entrevistas es quincenal y tiene una duración de entre 45 y 60 minutos.

Lavín ha señalado que la participación de la familia es “fundamental” tanto a la hora de poner freno a estas conductas sexuales inapropiadas, como para que no se repitan más adelante.

Hasta el momento y con los casos estudiados, se puede confirmar que es común que las conductas sexuales inapropiadas se dirijan a un hermano o hermana, pero también es frecuente que se dirijan a primos o primas.

Además, se ha podido constatar que en el 60% de los casos se tiene la sospecha de que a su vez han sido víctimas de abusos sexuales, y algunos de ellos también pertenecen a familias donde se ha producido violencia de género. En todos los casos hay asimetría de edad y no se usa la fuerza.

Dentro del programa terapéutico se trabajan diferentes aspectos y se pide una participación activa en el programa y un reconocimiento de las conductas sexuales inapropiadas que se hayan realizado.

Asimismo, los terapeutas buscan las posibles soluciones al problema y transmiten a los participantes que este programa no es un acto estigmatizante o del que avergonzarse, sino que se trata de una oportunidad para resolver una problemática.

Con respecto a la valoración del programa, Lavín ha remarcado que es muy positiva ya que el 100% recomienda el servicio a otras familias que estén pasando por una situación igual.

Para más información: icasicavas@hotmail.com