El Gobierno ofrece “máxima colaboración” para que la candidatura de los Valles Pasiegos sea Reserva de la Biosfera

El Gobierno ofrece “máxima colaboración” para que la candidatura de los Valles Pasiegos sea Reserva de la Biosfera

Santander – 31.10.2019

El Gobierno de Cantabria ofrece “máxima colaboración” para que la candidatura de los Valles Pasiegos alcance el distintivo de Reserva de la Biosfera que concede la UNESCO pues, a su juicio, se trata de una “gran oportunidad” para promover la cooperación público – privada, así como la identidad ciudadana mediante acciones encaminadas al desarrollo social, al mantenimiento de la naturaleza y la educación intercultural.

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, afirma que alcanzar la designación de Reserva de la Biosfera supone “acceder a un selecto club” del que forman parte 52 territorios del estado español, un 12% del territorio nacional y en el que habitan 2 millones de personas.

Se trata de un distintivo de calidad territorial “que te posiciona”, afirma el consejero, y también un medio para “impulsar el desarrollo sostenible de un territorio, generar actividad económica a partir de sus recursos, productos y servicios, y además conseguir fijar población. También supone acceder a un escaparate de alcance internacional”.

Según Blanco, esta iniciativa cuenta con un “amplio respaldo” de la sociedad civil de la comarca, de ahí que el Ejecutivo regional se compromete a prestar en “todo momento” cuantos medios humanos y materiales sean necesarios para abordar el proyecto y lograr mejorar la candidatura, poniendo a disposición de los municipios y corporaciones sus instalaciones para acoger diferentes actividades formativas y divulgativas que contribuyan a disipar las dudas sobre la declaración como Reserva de la Biosfera.

Por ello, el Gobierno autonómico ofrece colaboración “permanente” para dar a conocer a los ciudadanos “cuanta información sea necesaria” para que una iniciativa que ha partido de la propia comarca y de la mayor parte de municipios implicados, con independencia de su filiación política, pueda obtener la distinción de la UNESCO.

El titular de Desarrollo Rural ha detallado que, en el caso del proyecto de los Valles Pasiegos, las actividades económicas existentes en la zona son “totalmente compatibles” con la figura de la Reserva de la Biosfera y, más aún, es precisamente la permanencia de actividades como la ganadería y los paisajes consecuencia de esa actividad, los que refuerzan la candidatura y no implica restricciones al sector ganadero y cinegético. En este sentido, ha señalado que la mayoría de las Reservas de la Biosfera declaradas en el norte de España tienen en la ganadería la base fundamental de su economía, un sector que “siempre” se ha mostrado proactivo a este tipo de distinciones.

Del mismo modo, Guillermo Blanco ha matizado que la declaración de una Reserva de la Biosfera no va a entrañar prohibiciones al aprovechamiento forestal de los montes o las energías renovables, pues precisamente este distintivo promueve “el impulso” de las energías renovables como la eólica o la biomasa.

Una Reserva de la Biosfera no es un espacio natural protegido, con independencia de que deba incluirlos, por lo que al tratarse de una designación que concede la UNESCO dicha entidad no tiene competencias en el territorio, ni jurisdicción alguna sobre el suelo y su uso, por lo que la designación como tal no conlleva “ningún tipo de restricción”, ha apostillado.

Por ello, según ha reiterado Blanco, esta condición no limita actividad económica alguna puesto que ésta se encuentra reglada con anterioridad en base a los distintos instrumentos vigentes de regulación del suelo, entre los que se encuentran los planes de ordenación territorial o de ordenación y gestión de los espacios naturales.

Beneficios al alcanzar la distinción

Las ventajas de obtener una Reserva de la Biosfera dependen exclusivamente de la gestión local, con el objetivo de aprovechar este reconocimiento internacional como oportunidad para conseguir apoyo externo.

Alcanzar esta designación es, a juicio del consejero, lograr un distintivo de “calidad territorial” que favorece a los productos y servicios de los territorios que obtienen el beneplácito de la UNESCO, ya que acceden a un escaparate de alcance internacional.

Entre otras medidas, la distinción posibilita el acceso a fondos específicos destinados a promover el desarrollo y la consolidación de las estrategias de territorios catalogados como Reserva de la Biosfera, la promoción internacional en beneficio del turismo, la vinculación con programas de educación y capacitación de otras reservas de biosfera, la promoción para los productos provenientes de los municipios que la integran, y el apoyo internacional para proyectos de desarrollo social y económicos compatibles con la conservación del patrimonio natural por lo que, según ha apuntado el consejero, en caso de no obtenerse implicaría “dejar en el camino” fondos y subvenciones para el territorio.

Por todo lo expuesto, Guillermo Blanco ha insistido en que la designación como Reserva de la Biosfera de la candidatura de Los Valles Pasiegos “no restringe ningún tipo de las actividades económicas o de ocio” que se desarrollan en un territorio catalogado, y que el rechazo de sectores como el ganadero o cinegético en algunos territorios puntuales se debe más al hecho de asociar ésta figura con un espacio natural protegido, y al uso de la palabra “reserva” como algo apartado o restringido en determinados contextos.

Por ello, el consejero ha recordado que “ninguna localidad” situada actualmente en una Reserva de la Biosfera ha solicitado su exclusión de la misma, y son “múltiples” los casos de núcleos que optaron por no formar parte del proyecto inicial de sus comarcas que, con posterioridad, han solicitado ser incluidas en dicho espacio cataloga mediante una ampliación del mismo.

En este sentido, Guillermo Blanco ha confirmado el interés de Liébana y Peñarrubia por conseguir ser Reserva de la Biosfera, motivo por el cual ya han iniciado los trámites pertinentes para alcanzar el distintivo que concede la UNESCO.

¿Qué es una Reserva de la Biosfera?

Las Reservas de la Biosfera son territorios cuyo objetivo es armonizar la conservación de la diversidad biológica y cultural y el desarrollo económico y social a través de la relación de las personas con la naturaleza. Se establecen sobre zonas ecológicamente representativas o de valor único, en ambientes terrestres, costeros y marinos, en las cuales la integración de la población humana y sus actividades con la conservación son esenciales.

Aquellos territorios a los que la UNESCO concede la categoría de Reserva de la Biosfera son distinguidos con un sello de calidad que los diferencia, singulariza y los proyecta a escala internacional.

Los espacios que alcanzan la catalogación de Reservas de la Biosfera se pueden describir como lugares en donde se trabaja por el mantenimiento de un modo de vida respetuoso con el entorno, áreas que buscan un desarrollo social y económico ambientalmente sostenible, zonas que investigan para hacer buen uso de los recursos naturales, culturales y sociales y sitios en los que se fomenta la educación, la formación y la participación de los ciudadanos.

Fuente: www.cantabria.es

Post a Comment