Info Cantabria

Los municipios cántabros de Picos de Europa recibirán más de 1,3 millones del Plan Nacional de Recuperación

10506 visitas

Compartir noticia en:

 

Camaleño, Cillórigo de Liébana y Tresviso podrán impulsar con estas ayudas el empleo, la economía verde y el emprendimiento vinculado a nuevas actividades sostenibles.

Santander – 08.12.2021

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, se ha reunido con los alcaldes de Cillorigo de Liébana, Jesús Cuevas, y de Tresviso, Javier Campo, y con el teniente alcalde de Camaleño, José Antonio Fernández, para informarles de los fondos que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España ha destinado a la financiación de actuaciones en el área de influencia socioeconómica del Parque Nacional de los Picos de Europa en Cantabria y que afecta a estos tres municipios.

En concreto, se trata de una partida de 1.385.000 euros que se distribuirá entre Camaleño (900.000 euros); Cillorigo de Liébana (332.000 euros), y Tresviso (153.000 euros) para impulsar en estos tres municipios cántabros la generación de empleo, la economía verde y el emprendimiento vinculado a las nuevas actividades sostenibles ligadas a la dinamización del entorno de los parques nacionales españoles y la integración de usos y actividades locales.

Todas ellas, ha recalcado el consejero, “siempre han de estar relacionadas con iniciativas vinculadas a la conservación de la biodiversidad, prestando especial atención a la creación de empleo, la estabilidad laboral y social en el desarrollo de estas actividades y potenciar su mejorar tecnológica, su incorporación comercial y su proyección social”.

“La crisis ambiental asociada al cambio climático y la pérdida de biodiversidad genera enormes costes sociales y económicos e incrementa los riesgos sanitarios y geoestratégicos”, ha subrayado Blanco, quien ha recordado que la pandemia del coronavirus y su expansión han puesto de manifiesto la necesidad de acelerar la transición ecológica “como elemento clave” en la fase de reconstrucción para paliar las consecuencias de la pérdida de biodiversidad y del calentamiento global.

“Para asegurar un progreso justo, seguro y duradero, debemos incorporar en el diseño de las políticas públicas y en la regulación de la actividad económica los límites ambientales de nuestro planeta y detener los procesos de deterioro ecológico irreversibles”, ha considerado el titular de Medio Ambiente.

Consciente de que la protección y restauración de la biodiversidad y los ecosistemas naturales promuevan una economía circular que fomente la generación de puestos de trabajo de carácter local, el consejero ha confiado en la implicación de las entidades locales del Parque Nacional de los Picos de Europa para promover el desarrollo sostenible de los territorios y las poblaciones de la zona.

Ayudas de desarrollo sostenible

Para ello, estas ayudan permitirán a los municipios desarrollar iniciativas tendentes a la modernización de las infraestructuras urbanas, periurbanas y rurales destinadas al uso general, así como a la diversificación y mejora de los servicios prestados por la administración local, cuando guarden una relación directa con las finalidades y objetivos que establecen las normas de declaración del Parque Nacional de los Picos de Europa.

También iniciativas orientadas a la eliminación de cualquier tipo de impacto sobre los valores naturales o culturales que justificaron la creación de los parques nacionales, incluido el impacto visual sobre la percepción estética de estos espacios naturales ocasionado por infraestructuras preexistentes; las destinadas a garantizar la compatibilidad de las actividades y uso tradicionales con la finalidad del Parque Nacional de los Picos de Europa en materia de conservación de la biodiversidad, y la conservación o restauración del patrimonio arquitectónico, así como aquellas que contribuyan a la recuperación de la tipología constructiva tradicional, siempre que presenten un manifiesto valor histórico-artístico o cultural a escala local y que sirvan para la difusión, la información a visitantes, al uso público e incluso a actividades de gestión del medio natural.

Los beneficiarios de estas ayudas, tanto ayuntamientos situados en el área de influencia socioeconómica del Parque como entidades locales menores pertenecientes a dichos ayuntamientos, tienen de plazo para presentar sus solicitudes hasta el 31 de enero de 2022, y la cuantía de la subvención por proyecto deberá ser superior a 20.000 euros, sin que exista límite máximo, si bien debe tenerse en cuenta que dentro de cada municipio deberá ejecutarse, al menos, una actuación por junta vecinal.

Todos los proyectos objeto de financiación deberán haberse iniciado antes del 1 de julio de 2022, siendo obligatorio que se encuentren ejecutados y justificados a 30 de junio de 2023.

El consejero ha recordado que estos fondos que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España otorga a través del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico serán gestionados por el Parque Nacional de Picos de Europa, cuya dirección recaerá el año que viene en Cantabria con el principal reto de aprobar el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque.

Para ello, la Comunidad Autónoma dispondrá de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que asciende a un total de 3.525.181 euros, de los cuales 1.924.000 euros se destinarán a inversiones directas gestionadas por la codirección del Parque; 1.385.000 euros, a subvenciones para que las entidades locales realicen actuaciones en el área de influencia socioeconómica, y 216.181 euros, para subvenciones en concurrencia competitiva destinadas a empresas de ecoturismo y agroalimentarias de Camaleño, Cillórigo de Liébana y Tresviso.

Una inversión extraordinaria que se complementará con la ayuda ordinaria que de manera anual dedica el Gobierno de Cantabria al Parque y que el año que viene alcanzará los 783.677 euros, de los cuales 200.000 euros son aportados por el Consorcio del Parque; 283.677 euros, de inversión directa, y 300.000 euros, destinados a subvenciones para la realización de actuaciones en Camaleño, Cillórigo de Liébana y Tresviso, como municipios que integran el área de influencia socioeconómica del Parque en su vertiente cántabra.

A todo ello hay que sumar el medio de millón de euros que recibirá la vertiente cántabra del Parque del presupuesto de unos 10 millones de euros con el que contará el Patronato el año que viene para su gestión.

En la reunión también han estado presentes el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, y el subdirector de Medio Natural, Ángel Serdio.