Info Cantabria

Adjudicada a la UTE Fernández Abascal & Muruzabal la redacción del proyecto del nuevo albergue de peregrinos del Cabildo

12360 visitas

Compartir noticia en:

 

César Díaz anuncia que será la UTE Fernández Abascal & Muruzabal la responsable del contrato que incluye la redacción del proyecto de derribo, proyecto básico y de ejecución, de actividad e instalaciones, estudio de seguridad y salud, y dirección facultativa de las obras

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander ha aprobado este lunes la adjudicación del contrato para la redacción del proyecto del nuevo albergue de peregrinos del Cabildo de Arriba a la UTE formada por los estudios de arquitectura Fernández Abascal & Muruzabal, por importe de 50.820 euros.

Así lo ha dado a conocer el concejal de Fomento, César Díaz, quien ha recordado que un total de once estudios se interesaron por el contrato que incluye la redacción del proyecto de derribo del actual edificio, el proyecto básico y de ejecución, el proyecto de actividad e instalaciones, el estudio de seguridad y salud, así como la dirección facultativa de las obras.

En el proceso, ha añadido, ha tomado parte un comité de expertos –formado por un arquitecto del servicio de Arquitectura, un arquitecto del servicio de Urbanismo, un técnico de Contratación, un técnico de Turismo y un arquitecto del Colegio Oficial de Arquitectos de Cantabria- para la valoración técnica de las ofertas.

El adjudicatario dispondrá ahora de un plazo de tres semanas para elaborar el proyecto de derribo y de 9 semanas más para redactar el del futuro albergue, que estará ubicado en el número 7 de la calle Limón, donde en la actualidad existe un edificio sin uso propiedad del Obispado de Santander.

Como ha explicado, el proyecto fijará el presupuesto necesario para la actuación y las características de la instalación, que podría tener una capacidad de 48 plazas.

El responsable de Fomento ha recordado que el albergue de peregrinos de Santander es una actuación que responde al convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento y el Obispado, según el cual el Consistorio se encargará de la construcción y el Obispado, propietario del edificio, se hará cargo de la gestión durante 50 años.

El edificio de la calle Limón nº7, construido antes de 1920 según el catastro, se convertirá en una edificación con una superficie construida de más de 500 metros cuadrados, distribuidos en planta baja, 5 plantas de piso y bajo cubierta.

Díaz ha remarcado que el nuevo albergue contribuirá a la regeneración del Cabildo de Arriba, al igual que los proyectos municipales desarrollados recientemente o que están en marcha en esta zona de la ciudad, y ha hecho alusión a la mejora de la movilidad entre Jesús de Monasterio y calle Alta a través del nuevo ascensor y la pasarela peatonal, que ha incluido la renovación de todo el entorno; y a las obras de las 66 viviendas de protección en la parcela de Tabacalera.

Por último, ha puesto en valor que la construcción del albergue supondrá una nueva inversión generadora de actividad económica y empleo para la ciudad.

Por su parte, la concejala de Turismo, Miriam Díaz, ha destacado que el Ayuntamiento sigue dando pasos para dotar a la capital cántabra de un albergue de peregrinos, “una dotación que dará respuesta a una demanda real teniendo en cuenta que la ciudad recibe cada vez más turismo religioso como parte del Camino del Norte y sella habitualmente 2.500 cartillas del peregrino al año”.

La edil ha asegurado que este albergue se enmarca dentro de las medidas incluidas en el Plan de Actuación Turística, como un nuevo producto, pese a que no será un alojamiento turístico al uso sino destinado exclusivamente a los peregrinos.